10 de October del 2017

Marqués de Valdueza

Marqués de Valdueza: Calidad, Historia e Innovación.
 
Si bien nos referimos en el titulo de esta nueva entrada a Marqués de Valdueza como una empresa de calidad, es porque bién hemos podido comprobar que los productos de su Finca Perales en Mérida son de una calidad exquisita. 
 
Historia,  en la familia de Alvarez de Toledo  han destacado personajes relevantes como D. Pedro Álvarez de Toledo, Conde de Carrión (S XI) y muy ligado a la reconquista; 
Fadrique Álvarez de Toledo, II Duque de Alba y  asesor directo de los Reyes Católicos; su hijo Fernando,  Gran Duque de Alba; D. Pedro Alvarez de Toledo, Marqués de Miraflores y Virrey de Nápoles y Sicilia;
Francisco Álvarez de Toledo, Conde de Oropesa y Virrey del Perú. Por último hay que citar a D. Fadrique Álvarez de Toledo y Osorio, que recibió del rey Felipe IV en 1624  el título de Marqués de Valdueza 
entre otras cosas por la defensa de Salvador de Bahía frente a los Holandeses cuando era Almirante del Mar Océano.
 
Innovación, dotando de una enorme importancia  la conservación del medio ambiente, 
y por lo tanto sus cultivos se llevan a cabo utilizando métodos respetuosos con la naturaleza.
 
Fieles a la importancia de conjugar tradición y tecnología como base para conseguir la máxima calidad de los productos de sus finca,
durante las últimas tres décadas ha tenido lugar en Perales una profunda transformación agrícola. 
 
Entre sus productos se encuentran su admirable vino, un grato vinagre, una placentera miel, pero es cierto que nos tiene perdidamente 
enamoradas en Plasencia Sabores es su placentero y gustoso aceite Marqués de Valdueza, un aceite de oliva virgen extra con cuerpo que perdura en el paladar y guarda recuerdo en la memoria.
 
Hojiblanca, picual, aberquina y moriscas son las variedades que configuran este manjar.
 
Aceite de aroma primaveral con notas verdes herbáceas destacadas que presenta un frutado verde de aceituna de intensidad media alta.
 
Nariz compleja con matices de almendra verde, retama, ligeros tonos de tomate verde y una profunda fragancia a plantas silvestres que culmina con ligeras notas frutales.
 
De profunda personalidad en boca, se presenta suave al principio para a continuación sorprender con un amargo ligero que lleva hacia un picante levemente más intenso, generando un equilibrio maravilloso. Predominan los registros herbáceos con tonos madera, virando hacia almendra y plátano verde.
 
La recolección se realiza en el momento en que cada variedad muestre su óptimo de madurez para conseguir el aceite de oliva virgen extra Marqués de Valdueza. 
 
La decisión del momento óptimo de madurez vendrá determinada por una serie de pruebas realizadas antes de la recolección.
Para ello contamos con el asesoramiento y colaboración de Citoliva. Nunca recogen aceituna del suelo.
Todo el proceso de elaboración del aceite de oliva virgen extra MARQUES DE VALDUEZA, es una cadena que comienza en el campo y finaliza cuando el aceite está envasado en manos del consumidor. 
La ruptura de cualquier eslabón es una pérdida irreparable de calidad.
 
En el cultivo de su olivar, convergen la experiencia de muchas generaciones dedicadas a la agricultura con la aplicación de las ultimas innovaciones, en el manejo del mismo.
En definitiva, si no lo conocéis os recomendamos probarlo porque no dejará indiferente en vuestro paladar, ni en vuestra memoria.